Balance del 2016

Deseo que hayas empezado este nuevo año lo mejor posible 🙂

Cómo ya sabemos, el nuevo año no es mágico, ni nos trae cosas “gratis” ¿Verdad?

Somos nosotr@s las que nos ponemos objetivos y nos esforzamos en llevarlos a cabo para sentirnos mejor, dando pequeños pasos y con constancia.

Por ello, te invito a hacer el balance de tu 2016. Es un ejercicio de conciencia, de repasar y poner atención en lo que me ha pasado el año pasado y analizarlo mes por mes (Más o menos, también puede ser por trimestre, dependiendo del volumen de cosas que nos hayan pasado).

¿Para qué hacer este ejercicio?

Para ESTAR CON NOSOTR@S un ratito, ya está bien de ocuparnos de todo lo demás, vamos a acompañarnos y darnos un tiempo de reflexión.silvia-alquile-20170101_181903

Para VERNOS. Desde luego vemos los escaparates, la tele, a nuestros seres queridos, y a nosotr@s varias veces al día en el espejo. Pero pocas veces nos miramos por dentro y analizamos con profundidad nuestros actos, pensamientos y emociones y cómo nos manejamos en ello.

Para DARNOS CUENTA de algo que se repite en nuestras vidas, lo cual nos dice que hay algo que tenemos que trabajarnos y superar o seguirá volviendo a repetirse en nuestra vida.

Vamos a ello:

1. Necesitamos tener al menos 30 minutos libres un día para sentarnos con música tranquila y que nos guste, con una hoja y un boli delante, a repasar mi 2016.

2. Ahora visualizo y recuerdo cómo estaba yo en Enero el año pasado y recuerdo cómo pasé la nochevieja y los primeros días de Enero, y si me hice algún propósito para el 2016 cúal era.

3. Voy visualizandome en Febrero, Marzo, Abril… Recordando qué pasaba entonces en mi vida, en qué estaba enfocada, qué cambios hubo, qué personas y proyectos estaban en mi vida en esos meses. En definitiva qué he estado haciendo.

4. Si lo necesito, me ayudo de boli y papel para ir apuntando lo que me viene y sigo repasando mis vivencias de todos los meses de 2016.

Algunas preguntas que podemos hacernos cuando nos vengan situaciones vividas en esas fechas son:

¿Qué necesitaba en ese momento?
¿Qué me impedía avanzar? ¿Pude obtenerlo?
¿Qué hubiera necesitado para conseguir lo que necesitaba?
Ahora que ha pasado el tiempo, ¿Cómo lo veo?
¿Qué he conseguido ¿He avanzado?
¿Qué necesitaría para superar y atravesar esa situación?
¿Qué me llevo del 2016? ¿Que he aprendido? ¿En qué he crecido?
¿En qué me dado cuenta que necesito desarrollarme más?

5. Ahora que has visto todo lo vivido y atravesado el año pasado, tomate unos minutos para respirarlo. Quédate con la sensación de lo vivido y haz unas cuantas respiraciones profundas, respira lo que ha pasado. Apunta en el papel lo que necesites recordar, si algo te ha venido muy claro que tienes atascado y que tengas que solucionar, o quizás ha sido un gran logro que tuviste y quieres recordártelo. Ponte una canción que te guste y escúchala. Si te apetece, baila y disfruta el momento.

CELEBRA TUS LOGROS y no te machaques por tus errores, sólo, por favor, aprende de ellos y prométete que la próxima vez que te pase algo parecido, vas a escucharte, a tirar de tu memoria y recordar cómo no lo quieres hacer, para hacerlo de mejor manera, según lo que hayas aprendido.

Y para acabar con el balance del 2016 y empezar con fuerza y propósitos este nuevo 2017, comparto esta felicitación de la psicóloga Mirta Medici que me llegó y me pareció la más acertada que me han dado nunca,

¡Por un 2017 de crecimiento personal!
No te deseo un año maravilloso donde todo sea bueno.
Ese es un pensamiento mágico, infantil, utópico.
Te deseo que te animes a mirarte, y que te ames como eres.
Que tengas el suficiente amor propio para pelear muchas batallas, y la humildad para saber que hay batallas imposibles de ganar por las que no vale la pena luchar. Te deseo que puedas aceptar que hay realidades que son inmodificables, y que hay otras, que si te mueves del lugar de la queja, puedes cambiar.
Que no te permitas los “no puedo” y que reconozcas los “no quiero”.
Te deseo que escuches tu verdad, y que la digas, con plena conciencia de que es sólo tu verdad, no la del otro.
Que te expongas a lo que temes, porque es la única manera de vencer el miedo. Que aprendas a tolerar las “manchas negras” del otro, porque tú también tienes las tuyas, y eso anula la posibilidad de reclamo.
Que no te condenes por equivocarte; no eres todopoderoso.
Que crezcas, hasta donde y cuando quieras.
No te deseo que el 2017 te traiga felicidad.
Te deseo que logres ser feliz, sea cual sea la realidad que te toque vivir.

Laura Castellanos

Psicóloga en Leganés – Somos Humanos

Terapia Gestalt en Leganés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s