Poner límites

Poner límites

Establecer límites nos ayuda a no perder energía.
¿Cómo aprender a hacerlo? Al principio nos costará, nos saldrá la conducta automática de actuar como siempre. Con la práctica de los siguientes consejos iremos interiorizando ésta forma de actuar y nos saldrá natural.

negativa-femenina02
– Si necesitas decir no, ya sea a una invitación o porque no estás disponible para realizar la actividad que te han pedido, entonces simplemente dilo así: NO. Si lo consideras necesario puedes aclarar los motivos, pero no lo hagas como si fuera una disculpa. Necesitamos aprender a decir NO, sin sentirnos culpables. Recuerda, tu eres tu y yo soy yo.

Cuando hacemos las cosas por obligación externa y no por deseo propio, muchas veces nos pasa que después estamos enfadados o ansiosos y no sabemos por qué. Por mucho que nos mentalicemos de algo o racionalicemos la situación, si nos estamos traicionando en algún acto de complacencia hacia otra persona, es posible que no nos sintamos muy bien después.

Establece y comunica que actividades son prioritarias para ti, no importa si las demás personas las consideran poco importantes o si tú lo consideras así. Pasar tiempo tejiendo, leyendo, escribiendo, danzando, sembrando o embelleciendo un jardín es en realidad una necesidad del corazón y como tal, hay que honrarla. Aprende a darte lo que tú necesitas sin juzgar si es mejor o peor, más de provecho o menos de provecho. Si te sientes bien mientras y después de hacerlo, es todo lo que importa.CifTod-WwAAfZpv

Si necesitas algo, exprésalo, no supongas que la otra persona sabe lo que necesitas, la habilidad de leer la mente todavía no la hemos desarrollado la mayoría de las personas. Así que vuelve a la regla básica: PEDIR LO QUE NECESITAS. Aunque tengamos miedo a que no sea entendido por el otro, necesitamos expresar las necesidades y dejar de pensar que “Deberían saber lo que yo necesito si me conocen”.

Permítete descansar. Gran cantidad de veces somos nosotr@s mism@s nuestro juez y transgresor@s de nuestros límites, tanto, que solemos no permitirnos el descanso correcto y reparador. O cuando tenemos un ratito libre, lo invertimos en hacer algún recado o realizar alguna tarea doméstica en  vez de tumbarnos a escuchar una canción tranquilamente. Si necesitas tomarte unos minutos para cerrar los ojos y recuperarte, hazlo. Si necesitas en medio de la semana tomarte uno o dos días libres para caminar en el bosque o tener contacto con la naturaleza, por supuesto, concédetelo. El descanso es esencial para tener energía libre y limpia. Nadie te va a tratar mejor de lo que tú te trates, aprende a ser tu mejor cuidador y establece ese ejemplo para lo que te rodean.

Sin títuloEstablecer límites es un acto de amor, amor propio y hacia los demás. Dejemos de castigarnos y castigar a los demás, soltemos la culpa, y permitámonos decir, hacer y vivir lo que necesitamos. Prueba a hacerlo, puede que al principio te cueste y te sientas un poco culpable, pero poco a poco comprobarás que poner límites y cuidarte te genera una sensación de libertad y bienestar que no querrás perder.

 

Fuente: Formarse.com

Reeditado por: Laura Castellanos

Psicóloga en Leganés – Somos Humanos

2 Comments
  • nosoymadre
    Posted at 11:45h, 07 agosto Responder

    Es importantísimo para nuestra salud poder hacer lo q se menciona en el articulo. Es una coherencia con uno mismo q produce satisfacción y tranquilidad de vivir. Gracias por compartirlo

    • lauracastellanosortega
      Posted at 09:55h, 08 agosto Responder

      Gracias a tí Emi, a mi personalmente ya sabes que me cuesta hacerlo y cada vez me siento mejor haciéndolo 🙂

Post A Comment